Que no te enteras, Contreras

Diccionario cuarentón – adolescente.

Eres joven, la vida te sonríe, tienes un trabajo que te da de comer y te permite irte de vacaciones y dos niños maravillosos a los que de vez en cuando dejas con los abuelos para irte de concierto. Estás en la flor de la vida. Pero un día te levantas y tu hijo, o tu hija, tienen 16 años y tú eres una señora.

¿Cómo narices ha pasado esto?

De repente, como de la nada, has dejado de entender lo que dicen. Pero, a ver. ¡Si yo era la más moderna del barrio!

Que no cunda el pánico, llego con un diccionario adolescente – cuarentón, para que no cometas la torpeza de decirles a los amigos de tu hijo, ¿qué pasa, tronco?, y ser señora (o señor) por siempre jamás. Para que nadie te pueda decir «estás empanao», o lo que es lo mismo:

«Que no te enteras, Contreras«.

Empecemos por lo más sencillo, sus amigos pueden ser a veces «tío» pero también son «pavo/a» o «jambo/a«. También puede ser «jambe«, que lo de la tolerancia lo llevan bastante mejor que nosotros. Y es posible que alguno sea su «mejo» (mejor amigo).

Un día puede llegar tu hijo y decirte que está con todo el «hype» (emoción, incertidumbre), porque mañana se va de excursión y va a conocer a su «crush» (amor platónico) al que solo había visto por Instagram. Esperemos que no lo mande a la «friendzone» (que amigos sí pero nada más).

Otro día puede llegar tu hija «rayada» (preocupada) del instituto e ir directa a «abrirle» (empezar una conversación por mensajería) a su «MAPS» (mejor amiga para siempre), porque el examen era «tajo» (muy) difícil.

El último día de clase puede que se vayan todos a comer a algún sitio juntos. Incluso puede que vaya el «hater» (el que odia todo), y aun así «rente» (merezca la pena), porque le han «troleado» (hecho bromas), toda la tarde. Y además han estado a ratos de «jajas» (de risas) y otros «to flex» (relajados).

Vamos, que «sa liao» (ha habido fiesta). «De lux«, «cero dramas«, «cebao«, «amazing«, «chetaoooo«. (Todo maravillosísimo).

A veces, viendo la tele puede que te digan que determinada escena da mucho «cringe» (vergüenza ajena); o que no les gusta nada el «outfit» (modelito, estilismo), del presentador; o que está «motivao» (pasado de entusiasmo).

Si te pillan haciendo el «dab» te dirán que eso es muy 2016, que «chao, pescao» (me voy, me piro), y que «en tu vida» (nunca) vas a estar al día. Que eres un «parguela» (pringado).

Pero vamos, a pesar de no entenderles, tú los vas a querer «4ever«, «100pre«, que para eso son tus hijos, aunque cada vez que te quieran poner un ejemplo digan «en plan«. «¿Lo captas?» (¿lo pillas?).

Yo me voy a poner «a full«, «24/7» (todo el día) con el tema porque quiero saber qué demonios dicen, si no, «¿qué hago, me mato?» (no me queda otro remedio).

Pero eso será mañana, que ahora estoy «muerta viva» (muy cansada). Me voy a ver una serie que me encanta porque «shippeo» (son monínismos y me encantaría que estuvieran juntos) a los protagonistas.

«Real» (verdad irrefutable) que mañana me pongo a estudiar.

¡Besis!


Comparte...

2 pensamientos en “Que no te enteras, Contreras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba