Repitiendo patrones

Dos mujeres de más de 40 años, solteras, libres, inteligentes y fabulosas, conversan sentadas frente a su segundo café en una terraza del centro de la ciudad para aprovechar las escasas horas de buena temperatura del mes.

— Pero, ¿por qué me pasa siempre lo mismo? — se lamenta una de ellas. ¿Tan difícil es? ¿Tanto miedo les da? ¿Por qué no dan la cara?

Hablan de hombres. No es el único tema. Han pasado por trabajo, maternidad, sexo, edad y cansancio y extensiones de pestañas. Afortunadamente las mujeres no solo hablamos de hombres, pero sí, seguimos haciéndolo.

La queja viene de la constatación de que una vez más, y ya van unas cuantas, un hombre ha desaparecido de su vida sin decir ni mú. Ni adiós, ni WhatsApp, ni llamada de teléfono, ni una nota en el buzón. Nada. Desaparecido y ella bloqueada en el teléfono.

No se trataba de una relación esporádica, sino que empezaba a tener visos de ser seria. Presentación de amigos incluida en el pack. Y en el resto de los casos, lo mismo.

Todo esto me lleva a preguntarme: ¿repetimos patrones? ¿Nos sentimos atraídas siempre por el mismo tipo de hombre?

Si me pongo a mirar en mi historial (no es muy extenso, la verdad), hay un patrón que se repite. Me gustan los hombres reto. En cuanto se sienten atraídos por mí algo más que yo por ellos, pierdo el interés. Parece que no sé disfrutar de conocer a alguien si no soy yo la que tiene que tirar del carro. Y odio eso, pero no soy capaz de evitarlo.

No es el único patrón que repito. Según alguien que me conoce bien, cuando quiero dejar a un hombre, me las arreglo para que sea él el que me deje a mí. Lo llevo al límite, hasta que no pueda más. Tampoco era consciente de eso hasta que me lo verbalizaron.

¿Si no sufro no hay amor? ¿Es eso?

No sé si las relaciones son complicadas o las hacemos complicadas a base de imitar estereotipos aprendidos, pero está bien reflexionar sobre ello para ser consciente de cuánta responsabilidad tenemos en lo que nos pasa y aprender de ello.

¿O sería mejor no aprender?

En el siguiente post, hablaré de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba