¿A qué saben las moras?

sabor beso

¿Qué es eso, mamá ?

Mi hija de 5 años miraba el postre con la curiosidad con la que miran los niños a esa edad. 

Son moras, cariño. — le dije

¿Y a qué saben? 

—- A mora, ¿a qué quieres que sepan? ¡Pruébalas!

Me habría gustado contarle lo de aquella tarde de verano en mi aldea, pero no lo hice. 

El sol mostraba orgulloso sus rayos y elevaba la temperatura hasta los 40 grados. Mis amigas y yo decidimos ir a bañarnos a un riachuelo que estaba a unos 2 kilómetros de la población.

Como todos los días, cogimos las bicis, un bocadillo de pan con chocolate y nos dirigimos a nuestra piscina particular.

Llegamos al riachuelo e inmediatamente nos tiramos al agua para refrescarnos. Estaba helada pero eso a los 14 años da un poco igual. Nos hicimos aguadillas, buscamos renacuajos y jugamos a las cartas a la sombra.

Al cabo de un rato, llegó un grupo de chicos que conocíamos. Entre ellos estaba Dani.

Yo bebía los vientos por él. Tenía un año más que yo, aunque parecía más mayor. No solo por su físico potente sino por su actitud. No era la única, a muchas nos traía de cabeza. Sus labios carnosos y su sonrisa pícara te dejaban sin saber qué decir.

Evidentemente, yo no existía para él. Yo era una chica simpática e inteligente, aunque bastante tímida y la idea de decirle algo me aterraba.

Después de salir del agua fuimos a coger moras todos juntos. Acababan de madurar y estaban muy dulces. Riquísimas. 

Nos arañamos todo el cuerpo con las zarzas, nos reímos muchísimo y hubo un momento en el que me percaté de que me estaba mirando.

Tienes moradas las comisuras de los labios —- me dijo.

Sonreí, me devolvió la sonrisa, bromeamos, y cuando me di cuenta estábamos detrás de una roca los dos solos. Allí, nos dimos un beso. Largo, dulce y sabroso. Mi primer beso, ese que no se olvida. 

Y ahora que mi pequeña me pregunta a qué saben las moras, lo tengo claro:

Las moras saben a beso. 

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba