Una mano amiga

Organizar un entierro no es tarea fácil, requiere seguir un ritual que puede incluir música, poesía e incluso fuego.

Es difícil y además es duro. Vas a desprenderte de algo que ha sido muy valioso para ti, aunque ese algo no sea un «alguien», sino un «algo», un objeto, un símbolo de una vivencia que necesitas enterrar. No quieres hacerlo, pero sabes que es necesario, que es la única manera de iniciar el duelo.

Al menos eso dicen los psicólogos que por otra parte también dicen otra cosa: no lo hagas sola.

Así que aquí estoy, contigo, AMIGA, dispuesta a comenzar este ritual.

Leo unas líneas y las primeras lágrimas se asoman a mi rostro. No quiero mirarte, me cuesta que me vean llorar, me cuesta que tú me veas llorar. A pesar de que disfrutamos de cierta intimidad, colegueo, camaradería. A pesar de que nos hemos contado muchas cosas, nunca fui de palabras bonitas ni abrazos largos, así que odio que me veas en carne viva, como estoy ahora.

Continúo el ritual con esa canción que hace que las tímidas lágrimas se conviertan en ríos que inundan mi cara y que no me permiten ver con claridad. Mientras tanto, tú sigues ahí, callada, esperando.

Simplemente, a mi lado.

Cuando ya no puedo más, comienzo con la quema, con la rotura, con el entierro propiamente dicho mientras me deshago en lágrimas. Me dejas hacer, no miras el reloj, no consultas el WhatsApp, no te impacientas.

Cuando termino, envuelta en un mar de lágrimas, miro hacia abajo, y entonces sí que te mueves. Haces algo. Actúas.

Tomas mi mano entre las tuyas y consigues reconfortarme. El tacto de tu piel amiga me cura, me hace sentir que todo irá bien.

Permaneces mucho rato así, sosteniéndome, no solo físicamente, sin hablar, hasta que yo decido que el ritual ha terminado.

Aprendo el valor de la amistad, la que no pide nada a cambio, la que tiene paciencia, la que te tiende la mano. Aprendo que no estoy sola. Que siempre hay una mano amiga si te dejas agarrar.

Nunca olvidaré ese gesto. Nunca olvidaré esa noche. Nunca, jamás, olvidaré tu mano.

Tu mano amiga.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba